El concejal de Medio Ambiente de Puertollano, Carlos García, participa en la conmemoración del Día Escolar para la No Violencia y la Paz.

La comunidad educativa se reúne en el patio del centro, se lee un manifiesto, se entierra una cápsula del tiempo que contiene deseos para la mejora de la convivencia, y se planta un almez donado por el Ayuntamiento como símbolo de la paz para apoyar valores relacionados con el respeto y la buena convivencia.

Es un día para que todas y todos los miembros de nuestra comunidad educativa reflexionemos acerca de nuestra conducta, nuestros valores y actitudes y preguntarnos cómo afectan al resto de la sociedad y a nuestro entorno más cercano, y así alcanzar una conciencia social que nos impulse hacia un mundo en paz, en el que todas las personas puedan convivir entre sí en el día a día, con las personas que nos rodean, en nuestro instituto, en la calle, en nuestra familia y con el resto de habitantes del planeta, sin dañarnos los unos a los otros, disipando nuestro egoísmo, nuestros prejuicios y nuestra mentalidad individualista, promoviendo valores como la empatía, la equidad, la solidaridad, el respeto y el amor.